Logotipo
Parambassis ranga

Autor de la foto

Ángel Cánovas

Parambassis ranga

Ficha

115

Autor

(HAMILTON, 1822)

Autor de la Ficha

Pablo Siebers

Orden

Perciformes

Familia

Ambassidae

Sinonimos

Ambassis lala, Ambassis ranga, Chanda lala, Pseudambassis lala.

Nombre común

Perca de cristal, Pez de cristal

Tamaño

hasta 7 cm.

Procedencia

Sureste de Asia: Pakistan, India, Nepal,Myanmar (=Birmania), Tailandia, Malaysia.

Primera importación

1905, Paul Matte, Lankwitz.

Dimorfismo sexual

El ángulo posterior-inferior de la vejiga natatoria del macho es agudo y de la hembra redondeado. La segunda parte de la aleta dorsal y la aleta anal del macho llevan un borde azul.

Forma de vida

Viven en grandes bancos en diferentes aguas, como arrozales, ríos y arroyos de las llanuras, hasta en las aguas salobres del litoral costero.

Mantenimiento

En grupos y en compañía de otros peces tranquilos y pacíficos; estos compañeros les hacen sentir seguros, si están solos se comportarán asustadizos y huidizos. Un acuario con suelo oscuro, una densa vegetación con refugios de piedras y raíces, y si es posible algo de entrada de luz solar. Añadir 1-2 gramos de sal marina por litro. Temperatura entre 20 y 30 ºC, pH 7-7,5 Este último parámetro debe ser muy estable porque los Parambassis son muy sensibles a un repentino cambio del pH, pero aguantan una bajada de la temperatura por poco tiempo, hasta 16 ºC

Alimentación

Comida viva de todo tipo pero de tamaño pequeño: daphnias, larvas de mosquito, microgusanos, etc. También aceptan los copos comerciales para peces tropicales, pero en este caso de las percas de cristal debe ser como un complemento a la comida viva.

Reproducción

En un recipiente de puesta de unos 10- 15 litros, con una rejilla de protección en el fondo (para evitar que los padres traguen los huevos), algunas plantas de hoja fina e iluminado, incluso con sol matinal. Agua vieja entre 25 y 29 ºC, pH 7,5 dGH entre 8 y 10º Introducimos una o dos parejas y si están bien alimentadas y sanas acuden voluntariosas al desove, por regla general, el mismo día, lo más tarde al día siguiente por la noche. Prefieren desovar entre las plantas, pero sin ellas, también desovan, tanto en el suelo como junto a la superficie. Cada vez depositan de 4 a 8 huevos muy pequeños y transparentes hasta un total de 150 a 250 por hembra. Después del desove se retiran a los padres así como la rejilla de protección cuidando de no retirar huevos, que al ser tan pequeños fácilmente pasan desapercibidos por un criador poco experimentado. La incubación a una temperatura de 29ºC. es corta, entre 18 y 20 horas, pero dura más tiempo a temperaturas menos elevadas. El alevín se pega durante 4 a 5 días a las paredes del acuario y tras absorber el saco vitelino nada de una manera poco habitual. El primer día cuelga verticalmente con la cabeza hacia arriba, debajo de la superficie del agua. El segundo y tercer día nada inclinado bajo un ángulo de 45º y empieza a capturar la primera comida viva en movimiento. Estos días son críticos para una crianza con éxito, porque el alevín es muy selectivo y no admite cualquier comida que se le brinda. Los mejores resultados se consiguen suministrando los primeros 3- 4 días Paramecios (protozoos ciliados holótricos, frecuentes en infusiones vegetales) y nauplios de cyclops. Cuando el alevín adquiere una postura horizontal es señal de que recibe el alimento. Sólo después de estos primeros días podemos pasar a la alimentación con nauplios de artemia. Desde entonces las crías crecen bastante rápido y lo más importante es el control constante de la calidad del agua en el acuario de desarrollo. La abundante comida aporta implícitamente un cambio de pH y si no lo mantenemos estable mediante frecuentes cambios parciales del agua, aún puede fracasar nuestra crianza del perca de cristal.

Observaciones

Se siguen comercializando peces de este género (Parambassis wolffii) tatuados o teñidos por inyección de colorantes artificiales con la denominación "Chanda fantasy" o algo similar. La mayoría de los acuariófilos que conocemos el origen de ese diseño no podemos evitar un sentimiento de repulsa